Arroz Jazmín

Una peculiaridad muy importante de este arroz, es su aroma.Para saber si es un arroz de buena calidad, en el momento que la bolsa sea abierta, notaréis el aroma de este exquisito arroz. Igualmente cuando lo estéis  cocinando, apreciareis su aroma.

Elaboración:

Paso 1 tenemos que lavar nuestro arroz, para ello lo introducimos en una olla, lo cubrimos de agua y removemos para quitarle el polvo o las pequeñas impurezas. Retiramos toda el agua y en la misma olla, añadimos la cantidad de agua exacta  con la que lo vamos a cocinar.La proporción es una taza de arroz por 1-1/4 de agua, lo movemos un poco con las manos, añadimos sal al gusto y cocemos a fuego fuerte con la olla tapada.Cuando empiece a hervir lo bajamos a fuego medio y cocinamos unos 12 minutos o hasta que se evapore toda el agua con la tapa de la olla puesta. Dejamos reposar 10 minutos más y estará listo para servir.

Enjoy 😉

 

rice-768x487

Salteado de pollo con jengibre fresco y arroz jazmín

El jengibre es apreciado por su aroma y sabor picante. De todos es conocido la multitud de beneficios para nuestro organismo. A mi, es una especia que me encanta, y cada vez que veo una oportunidad para mis platos, la utilizo.

Regula el metabolismo, disminuye el dolor muscular y en las articulaciones, baja los niveles de azúcar en sangre y riesgo cardíaco, es un gran aliado contra la congestión, entre otras magnificas cualidades…

Por ello os regalo esta receta que a continuación pasamos a describir.

Ingredientes:

  • 400 gr de contramuslo de pollo ( sin piel), también la podéis utilizar pechuga
  • 100 gr de jengibre ( o al gusto)
  • 1/2 cebolla
  • 2 a 3 chiles rojos ( o al gusto)
  • 50 gr de cebolleta
  • 2 dientes de ajo
  • 2 pimientos verdes
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1,5 cucharada de salsa de soja suave
  • 2 cucharadas de salsa de ostras
  • pimienta blanca
  • aceite de oliva virgen extra

IMG_4244 (1)

Elaboración:

Cortamos la media cebolla en juliana y a continuación laminamos también el jengibre en juliana. El chile rojo picante lo laminamos igualmente ( si no lo queréis muy picante, podéis eliminar las semillas), yo soy partidaria de dejarlas, me encanta el picante. Seguimos cortando las demás verduras en juliana, el pimiento verde, el pimiento rojo, y la cebolleta. En un mortero ponemos los  dos ajos,  le agregamos una pizca de sal y los machacamos bien. Cogemos nuestros ajos y los echamos en un Wok o en una sartén con un buen chorrito de aceite de oliva virgen extra, los sofreímos unos minutos y cuando empiece a oler bien, agregamos el pollo y sofreímos entre 10/15 minutos. A continuación le agregamos la cebolla, el jengibre, el pimiento verde y el pimiento rojo y continuamos salteando unos minutos,hasta que se ablande un poco o a nuestro gusto. Incorporamos la salsa de soja ligera, la salsa de ostras, un poco de pimienta blanca y removemos bien. Finalmente agregamos la cebolleta y el chile rojo, salteamos unos minutos más y estará listo para servir.

Enjoy 😉

c30f6d0a-838a-4494-b483-28fdd7d04967

Un acompañamiento ideal para esta receta, es el arroz jazmín. Aquí os dejo como lo preparo.

rice-768x487

Mermelada de fresa

Me gusta mucho hacer mermelada casera porque el sabor no tiene nada que ver con la que compras. Ahora que las fresas están a muy buen precio, es el momento de hacer mermelada en casa. Mis preferidas son la de fresas y albaricoque cuando llega  la temporada. También me encanta la de melocotón son sabores que me recuerdan mucho a mi niñez. Los melocotones de ” La Veguilla ” es una fruta que consumimos mucho en casa cuando llega su temporada y aprovecho como no,  para hacer mermelada  y conservarla. Este tipo de mermeladas van super bien cuando realicemos nuestras cheesecake y decoremos nuestras tartas.  ♥

Os detallo todos los ingredientes que vamos a necesitar.

Al lío 😉

IMG_4211

Ingredientes:

  • 500 gr de fresas
  • 250 Gr de azúcar.
  • 1/2 zumo de limón.
  • Una ramita de canela.
  • 2 clavos.

Elaboración:

Una vez lavadas nuestras fresas, las partimos  en cuartos y las escurrimos. A continuación las ponemos en un cazo agregamos el azúcar y el zumo de medio limón. Opcionalmente, podemos incorporar una ramita de canela para aromatizar, y los dos clavos  y seguimos con nuestra elaboración, de 40 a 50 minutos a fuego medio y removiendo de vez en cuando para deshacer  nuestras  fresas junto con el azúcar. Pasado el tiempo dejaremos templar y nuestra mermelada cogerá más consistencia y espeserá. La podremos conservar en los tarros de cristal que tengamos en casa, en la nevera y  lista para degustar. Si queréis hacer más cantidad, congelar sin problema en tupper de plástico.  Conforme vayáis necesitando, la sacáis del congelador a la nevera. 

 Enjoy  😉